Venecia

Venecia

Venecia fue fundada en el siglo V por personas que trataban de huir de los ataques de los pueblos germanos. Al principio de su historia dependía del Imperio Romano de Oriente, es decir de Constantinopla, pero poco a poco llegó a independizarse de aquello. Durante varios siglos Venecia tuvo un poder que le permitió dominar los mares del mundo medieval. Ocupó una posición dominante en el comercio con los reinos de China e India. Hasta el año 1797 fue capital de la República de Venecia y, con sus 180 000 habitantes, una de las ciudades más grandes en Europa.

Venecia (en idioma italiano: Venezia) es una ciudad ubicada en el noreste de Italia. Es también la capital de la región venéta y de la provincia de Venecia, recibiendo por apodo “La Serenissima” (La Serenísima). Su centro histórico, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, se encuentra situado en el conjunto de las islas más grandes de la laguna de Venecia en el norte del mar Adriático. La ciudad está integrada por 118 pequeñas islas unidas entre sí por 455 puentes, si incluimos las islas de Murano y Burano. Se llega a Venecia desde tierra firme por el Puente de la Libertad, que accede al Piazzale Roma. En el interior de la ciudad, no hay tráfico rodado. El transporte colectivo se realiza mediante embarcaciones transbordadoras conocidas como vaporettos.